Hotel National (Moscú, Rusia)

Hotel National Moscu Rusia


Elegir hotel en la capital rusa no es tarea fácil. Es una ciudad enorme, donde las distancias hacen imprescindible el uso de medios de transporte para poder visitar todo y donde podemos encontrar todo tipo de alojamiento.

Pero el corazón de Moscú se encuentra, sin duda, en el área de la Plaza Roja y el Kremlin. Si queremos alojarnos cerca de ese núcleo tan especial, y nos sentimos atraídos por los edificios históricos, nuestro alojamiento tendrá nombre propio: el Hotel National.

El Hotel National no sólo es un hotel de lujo, con unos servicios que están a la altura de los más sibaritas, sino que ha sido testigo de los mayores acontecimientos del siglo XX en Rusia. Además, las vistas al Kremlin de algunas de sus habitaciones son incomparables.

¿Te animas a descubrir el Hotel National de Moscú?

Pues… ¡No te olvides el Pijama!



Vistas del Kremlin y la Plaza Roja desde el Hotel National (Moscú, Rusia)

Corría el año 1903 cuando abrió sus puertas el Hotel National, una estructura de seis plantas que prometía ser un nuevo estándar del confort en Moscú. Concretamente, se inauguró el 14 de enero de 1903. ¿O fue el 1 de enero de ese año? El motivo de esta discrepancia de fechas que encontramos entre distintas fuentes no es otro que los 13 días de diferencia que existen entre el calendario juliano –el que se utilizaba en Rusia en aquella época– y el calendario gregoriano.

Poco podría imaginar Alexander Ivanov, arquitecto del hotel, que su obra iba a tener un papel tan relevante en la Revolución Rusa. Pero lo cierto es que, como el Kremlin había sido seriamente dañado en 1917, el primer gobierno soviético eligió el Hotel National como base de sus operaciones hasta que el Kremlin pudiera volver a utilizarse.

De hecho, el mismísimo Lenin se alojó con su mujer en una de sus habitaciones (concretamente, la 107). Una placa en la puerta de dicha habitación recuerda la estancia de Lenin. También alojó a personalidades como Trotsky, y funcionó como un hotel-residencia para oficiales.

Habitación 107, donde se alojó Lenin

 
En 1931 el edificio necesitaba una gran reparación y se le añadió una decoración muy rica, con muebles y antigüedades procedentes de los zares y de la nobleza rusa, así como unas ilustraciones en su fachada (aún visibles hoy en día) que trataban de mostrar al visitante el poder de la industria rusa. La idea, en definitiva, era contar con un hotel deslumbrante en el que se alojasen huéspedes extranjeros.

Sin embargo, pasadas unas décadas de mal mantenimiento, el edificio fue deteriorándose hasta que, en el año 1989, una parte de su fachada se derrumbó y hubo que reconstruirlo.

Los trabajos de restauración del Hotel Nacional permitieron que, al fin, en el año 1995, el hotel volviera a abrir sus puertas. Y desde entonces, con sus 202 habitaciones y 55 suites históricas, el Hotel National se ha mantenido como una de las opciones más clásicas y elegantes de alojamiento en Moscú.

El hotel cuenta con unas instalaciones impresionantes, un restaurante, cafetería y salón de desayunos a la altura de su categoría (cinco estrellas), y a pesar de haber incorporado todo tipo de modernidades (como un centro de belleza, sala de fitness, piscina climatizada, etc.) no ha perdido el espíritu de edificio que ha visto pasar tantas, tantas cosas a lo largo de la Historia…

Uno de los salones del hotel

 Moscú no es una ciudad barata, y alojarse en el Hotel National tampoco lo es, pero la notable competencia entre touroperadores y proveedores de servicios de alojamiento permiten que, a veces, podamos encontrar descuentos muy interesantes que hagan de este hotel un establecimiento más asequible.

Si estáis pensando en visitar Moscú y tenéis la suerte (o la persistencia) de encontrar una buena oferta para alojaros en el Hotel National, no lo dudéis, no os defraudará. Y ya puestos, daos el capricho de reservar alguna de las habitaciones con vistas al Kremlin (y a la Catedral de San Basilio). No os arrepentiréis.

Espero que hayáis disfrutado con este post, y que disfrutéis mucho de vuestra estancia en Moscú.

¡Hasta pronto!





¡Y no te pierdas la cuenta de No te Olvides el Pijama en Instagram!

No hay comentarios