Hotel National (Moscú, Rusia)

Hotel National Moscu Rusia


Elegir hotel en la capital rusa no es tarea fácil. Es una ciudad enorme, donde las distancias hacen imprescindible el uso de medios de transporte para poder visitar todo y donde podemos encontrar todo tipo de alojamiento.

Pero el corazón de Moscú se encuentra, sin duda, en el área de la Plaza Roja y el Kremlin. Si queremos alojarnos cerca de ese núcleo tan especial, y nos sentimos atraídos por los edificios históricos, nuestro alojamiento tendrá nombre propio: el Hotel National.

El Hotel National no sólo es un hotel de lujo, con unos servicios que están a la altura de los más sibaritas, sino que ha sido testigo de los mayores acontecimientos del siglo XX en Rusia. Además, las vistas al Kremlin de algunas de sus habitaciones son incomparables.

¿Te animas a descubrir el Hotel National de Moscú?

Pues… ¡No te olvides el Pijama!

Moscú (I): la ciudad de las cúpulas doradas

Catedral San Basilio Moscu Rusia

Viajar a Rusia supone adentrarse en un terreno que, para el común de los mortales, aún resulta exótico y misterioso. Al fin y al cabo, viajaremos al país más grande del mundo, en el que se mezclan rasgos y matices europeos y asiáticos, una cultura única y un sinfín de referencias imprescindibles en la Historia universal.

Con este post comenzamos un fascinante viaje por las dos ciudades más conocidas de Rusia (Moscú y San Petersburgo) y sus alrededores. Nos sumergiremos en la realidad de un país que se moderniza a un ritmo vertiginoso pero que, al mismo tiempo, sigue orgulloso de sus tradiciones, su religión, su historia y su cultura. Los contrastes van a ser nuestros compañeros de viaje en estos días, pero pronto veremos que en esos contrastes está lo bonito del viaje.

Nuestro periplo por Rusia comenzará por una visita a Moscú, su capital. Es una ciudad enorme, que muestra como ninguna el equilibrio entre la tradición y el proceso de modernización que ha experimentado el país en las últimas décadas.

El tamaño de Moscú, la mayor ciudad de Rusia, nos obligará a planificar muy bien nuestras visitas y recorridos, y a utilizar diversos medios de transporte. A cambio, la ciudad nos recompensará con un ambiente único y con manifestaciones artísticas y culturales en cientos de lugares (incluido el metro).

¿Estás preparado para viajar a Rusia? ¿Vienes a visitar Moscú?

Pues… ¡No te olvides el Pijama!

Capital de Portugal... ¿Lisboa?

Torre de Belem Lisboa Portugal
La Torre de Belém, en Lisboa (Portugal)

El 10 de junio se conmemora el fallecimiento de uno de los mayores poetas portugueses: Luís Vaz de Camões. En esa fecha se celebra el Día de Portugal, el Día de la Lengua Portuguesa, el Día de las Comunidades Portuguesas y, por si fuera poca celebración, la fiesta del Ángel Custodio de Portugal.

Que un país celebre su fiesta nacional en una fecha que recuerda a uno de sus (muchos y) mayores poetas dice mucho de ese país. Dice mucho de Portugal. Peculiaridades como esta hacen del país vecino a España un territorio cercano y, al mismo tiempo, demasiado desconocido para los españoles. Por eso vamos a aprovechar el Día de Portugal para hablar de una de las curiosidades del país vecino, a ver qué os parece.

En el colegio, después de estudiar los ríos, montes y ciudades de España, nos lanzábamos a estudiar las capitales de Europa y las del resto del mundo. No oculto que me encanta la Geografía, y cuando tocaba contestar a aquella pregunta de “¿capital de Portugal?” no había duda, esa era fácil: ¡Lisboa!

Pero ¿es cierto? ¿Al cien por cien? ¿Qué nos apostamos? ¿Podremos demostrarlo?

Si sigues leyendo lo descubrirás…

Por cierto, ¡No te olvides el Pijama!


El Camino de Santiago: ¡sigue las flechas amarillas!


flecha amarilla Camino de Santiago


Cada vez que alguien se plantea recorrer por primera vez el Camino de Santiago, y se preocupa por conocer detalles sobre cómo hacerlo, qué preparación necesita, qué ruta seguir, etc., surge una misma duda: ¿Me perderé? ¿Cómo me oriento en el Camino?

Aquellos que ya habéis podido disfrutar de esta experiencia, y que a buen seguro habréis tenido que contestar este tipo de preguntas, tendréis claro que la respuesta tiene una forma y un color muy bien definidos: la flecha amarilla.

Pero ¿de dónde vienen las flechas amarillas que acompañan a los peregrinos en el Camino de Santiago? ¿Siempre estuvieron allí? ¿Qué sabemos de ellas?

¿Quieres saberlo? Pues sigue leyendo y… ¡No te olvides el Pijama!