Apuntes de un viaje por Bretaña (I)

Puesta de sol Bretagne


En este post nos adentraremos en una de las regiones con más personalidad de toda Francia. Un rincón en el que el carácter celta se mantiene muy vivo y en el que se combinan, en las dosis justas, unos paisajes imponentes con unas memorables tradiciones ancestrales, y unos bosques llenos de misterio con un omnipresente mar, que impregna a tierras y gentes de un carácter especial, único.

Hablamos de Bretaña, ese rinconcito de Europa que enamora a franceses y foráneos con su carácter, sus gentes y su gastronomía. En una época en la que no estamos acostumbrados a escuchar la palabra “Bretaña” sin un “Gran” delante, merece la pena descubrir la “Bretaña” a secas. Un recorrido que nos hará reflexionar sobre cómo la grandeza no siempre tiene que ver con el tamaño, ni las prisas con una buena vida.

Lo que viene a continuación es un boceto de un recorrido por la región de Bretaña, tratando de captar lo más interesante de esta región. Puede utilizarse como esquema para una pequeña escapada bretona o como guía para organizar unas vacaciones completas por la región. En cualquier caso, tengo la esperanza de que sirva de que sirva de estímulo en el lector para que tenga presente esta preciosa región a la hora de decidir un destino de viaje.

¿Preparad@ para visitar Bretaña? Pues sigue leyendo y… ¡No te Olvides el Pijama!


Escapada por el lago de Como

Menaggio lago Como Italia


Sus costas han sido escenario de alguna película de James Bond, aquel agente 007 famoso por beber siempre “vodka Martini, mezclado, no agitado”. También las revistas del corazón han llenado sus páginas de fotos de sus villas, como cuando George Clooney decidió rubricar su amor por Italia con la compra de Villa Oleandra.

Lo cierto es que hace tiempo que hemos visto imágenes del lago de Como, lo sepamos o no. Y probablemente hayamos oído hablar de muchos famosos que han decidido vivir o pasar sus vacaciones en las villas que rodean sus aguas. Pero quizá pensemos que hace falta ser actor, cantante o millonario (o una mezcla de los tres) para poder disfrutar del lago de Como. Y es ahí donde estará nuestro error.

No hacen falta millones para disfrutar de las aguas del lago de Como, y hay formas de pasar unos días visitando sus pueblecitos sin necesidad de dejarnos en ello todo nuestro sueldo. En este post veremos cómo.

¿Te apetece visitar el lago de Como? Pues sigue leyendo y… ¡No te Olvides el Pijama!

Oktoberfest: Guía de supervivencia

Oktoberfest Munich


Este año se cumple el 185 aniversario de una de las fiestas más conocidas de Alemania, y me atrevería a decir que de todo el mundo: ¡la Oktoberfest!

El mes de septiembre va llegando a su fin, y mientras muchos se van adaptando, cabizbajos, al final de las vacaciones y la “vuelta al cole”, la ciudad de Múnich muestra orgullosa una de sus postales más representativas. La ciudad se llena de color, de música bávara, de trajes regionales, de alegría y, cómo no, de cerveza, mucha cerveza…

La Oktoberfest es una fiesta muy conocida pero, a la vez, es un acontecimiento que presenta muchas dudas a quienes la quieren visitar por primera vez: cuándo se celebra, cómo ir, cómo conseguir sitio, qué se debe y no se debe hacer, el famoso “¿me perderé entre tanta gente?”, etc.

Pues allá va mi pequeña aportación a quienes queráis visitar la Oktoberfest: una pequeña “guía de supervivencia” para sacar todo el partido posible a esta fiesta. Espero que disfrutéis leyendo y, sobre todo, ¡que disfrutéis mucho de la fiesta! Prost!!!

Ah, antes de empezar, por favor:

¡No te olvides el Pijama!

Seguimos descubriendo Moscú (II)



Continuamos nuestra visita a la capital rusa. En el anterior post tuvimos una primera toma de contacto con el centro de la ciudad, visitamos la Plaza Roja y el Kremlin, y en este post vamos a visitar otros puntos importantes de esta maravillosa ciudad.

Aunque Moscú es una ciudad densamente poblada y que, además, recibe miles de visitantes cada día, esta segunda parte de nuestro recorrido alcanzará lugares algo menos concurridos. De este modo, podremos conocer lugares más “moscovitas”, alejándonos un poco del turismo de masas, pero siempre dentro de zonas turística y culturalmente atractivas.

¿Te apetece continuar nuestro viaje por Moscú?

Pues… ¡No te olvides el Pijama!

El Metro de Moscú: el "Palacio del Pueblo"



Hay obras de arte que se encuentran encerradas en museos, iglesias o edificios oficiales. Otras, en cambio, pueden admirarse por la calle o en parques por los que la gente pasea en sus ratos libres.

Moscú es una excepción a este respecto pues, además de obras de arte ubicadas en lugares destinados única y exclusivamente al arte, ofrece verdaderas obras de arte en unos lugares por donde pasan a diario miles de ciudadanos corrientes: las estaciones de metro.

En la ciudad de Moscú, no hay visita que sea completa si no se ha viajado en metro y contemplado la arquitectura, pintura y escultura de sus principales estaciones. El viaje corriente se convierte, de este modo, en un precioso acercamiento al arte.

¿Qué te parece si damos una vuelta por el metro de Moscú y te lo muestro?

Pues venga, toma tu billete y… ¡No te olvides el Pijama!

Hotel National (Moscú, Rusia)

Hotel National Moscu Rusia


Elegir hotel en la capital rusa no es tarea fácil. Es una ciudad enorme, donde las distancias hacen imprescindible el uso de medios de transporte para poder visitar todo y donde podemos encontrar todo tipo de alojamiento.

Pero el corazón de Moscú se encuentra, sin duda, en el área de la Plaza Roja y el Kremlin. Si queremos alojarnos cerca de ese núcleo tan especial, y nos sentimos atraídos por los edificios históricos, nuestro alojamiento tendrá nombre propio: el Hotel National.

El Hotel National no sólo es un hotel de lujo, con unos servicios que están a la altura de los más sibaritas, sino que ha sido testigo de los mayores acontecimientos del siglo XX en Rusia. Además, las vistas al Kremlin de algunas de sus habitaciones son incomparables.

¿Te animas a descubrir el Hotel National de Moscú?

Pues… ¡No te olvides el Pijama!

Moscú (I): la ciudad de las cúpulas doradas

Catedral San Basilio Moscu Rusia

Viajar a Rusia supone adentrarse en un terreno que, para el común de los mortales, aún resulta exótico y misterioso. Al fin y al cabo, viajaremos al país más grande del mundo, en el que se mezclan rasgos y matices europeos y asiáticos, una cultura única y un sinfín de referencias imprescindibles en la Historia universal.

Con este post comenzamos un fascinante viaje por las dos ciudades más conocidas de Rusia (Moscú y San Petersburgo) y sus alrededores. Nos sumergiremos en la realidad de un país que se moderniza a un ritmo vertiginoso pero que, al mismo tiempo, sigue orgulloso de sus tradiciones, su religión, su historia y su cultura. Los contrastes van a ser nuestros compañeros de viaje en estos días, pero pronto veremos que en esos contrastes está lo bonito del viaje.

Nuestro periplo por Rusia comenzará por una visita a Moscú, su capital. Es una ciudad enorme, que muestra como ninguna el equilibrio entre la tradición y el proceso de modernización que ha experimentado el país en las últimas décadas.

El tamaño de Moscú, la mayor ciudad de Rusia, nos obligará a planificar muy bien nuestras visitas y recorridos, y a utilizar diversos medios de transporte. A cambio, la ciudad nos recompensará con un ambiente único y con manifestaciones artísticas y culturales en cientos de lugares (incluido el metro).

¿Estás preparado para viajar a Rusia? ¿Vienes a visitar Moscú?

Pues… ¡No te olvides el Pijama!

Capital de Portugal... ¿Lisboa?

Torre de Belem Lisboa Portugal
La Torre de Belém, en Lisboa (Portugal)

El 10 de junio se conmemora el fallecimiento de uno de los mayores poetas portugueses: Luís Vaz de Camões. En esa fecha se celebra el Día de Portugal, el Día de la Lengua Portuguesa, el Día de las Comunidades Portuguesas y, por si fuera poca celebración, la fiesta del Ángel Custodio de Portugal.

Que un país celebre su fiesta nacional en una fecha que recuerda a uno de sus (muchos y) mayores poetas dice mucho de ese país. Dice mucho de Portugal. Peculiaridades como esta hacen del país vecino a España un territorio cercano y, al mismo tiempo, demasiado desconocido para los españoles. Por eso vamos a aprovechar el Día de Portugal para hablar de una de las curiosidades del país vecino, a ver qué os parece.

En el colegio, después de estudiar los ríos, montes y ciudades de España, nos lanzábamos a estudiar las capitales de Europa y las del resto del mundo. No oculto que me encanta la Geografía, y cuando tocaba contestar a aquella pregunta de “¿capital de Portugal?” no había duda, esa era fácil: ¡Lisboa!

Pero ¿es cierto? ¿Al cien por cien? ¿Qué nos apostamos? ¿Podremos demostrarlo?

Si sigues leyendo lo descubrirás…

Por cierto, ¡No te olvides el Pijama!


El Camino de Santiago: ¡sigue las flechas amarillas!


flecha amarilla Camino de Santiago


Cada vez que alguien se plantea recorrer por primera vez el Camino de Santiago, y se preocupa por conocer detalles sobre cómo hacerlo, qué preparación necesita, qué ruta seguir, etc., surge una misma duda: ¿Me perderé? ¿Cómo me oriento en el Camino?

Aquellos que ya habéis podido disfrutar de esta experiencia, y que a buen seguro habréis tenido que contestar este tipo de preguntas, tendréis claro que la respuesta tiene una forma y un color muy bien definidos: la flecha amarilla.

Pero ¿de dónde vienen las flechas amarillas que acompañan a los peregrinos en el Camino de Santiago? ¿Siempre estuvieron allí? ¿Qué sabemos de ellas?

¿Quieres saberlo? Pues sigue leyendo y… ¡No te olvides el Pijama!

¿Mito o realidad? La torre Eiffel, Coriolis y los hemisferios


Torre Eiffel Paris


La torre Eiffel es, sin duda, el edificio más representativo de París. Todo el mundo lo sabe. Pero no todo el mundo se ha fijado en un detallito de la torre: por encima del primer arco están inscritos los nombres de 72 científicos, una lista que fue confeccionada por Gustave Eiffel, el diseñador de la torre. Pues bien, uno de estos "elegidos" es Gaspard-Gustave de Coriolis.

¿Quién era Coriolis y qué tiene que ver con los hemisferios?

En este post le conoceremos mejor y, de paso, revisaremos uno de los mitos de los que más hablamos cuando viajamos entre hemisferios.

¿Quieres saber más? Pues sigue leyendo y... ¡No te olvides el Pijama!

Nueva Zelanda: la Isla Norte


ovejas Nueva Zelanda

Las interminables horas de vuelo para cruzar medio mundo van llegando a su fin, el avión va descendiendo y tenemos las primeras vistas de la “tierra de la gran nube blanca”. Muy probablemente veremos que los maoríes no llamaron así a esta tierra por casualidad, con frecuencia el imponente verde de las islas cercanas a Auckland se deja acompañar por grupos de ligeras nubes blancas.

Pisamos tierra neozelandesa. Por fin. Tras el control de aduanas y el registro del coche de alquiler, tenemos por delante un desafiante viaje de norte a sur por dos de las islas más interesantes de Oceanía.

Comenzamos nuestro recorrido por Nueva Zelanda, ¿te vienes?

Pues… ¡No te olvides el Pijama!


Rumbo a las Antípodas: Nueva Zelanda

Nueva Zelanda


Dicen que las mejores ideas surgen de manera espontánea, sin planificar ni pensárselo mucho. Y estoy de acuerdo, aunque solo en parte. Para la mayoría de los viajes, creo que la planificación aporta valor (dentro de los límites de lo razonable, no hace falta planificar hasta el último detalle). Pero siempre tiene que haber algo de espontaneidad, algo de sorpresa, algo de “siempre quise ir a…”. Pues así surgió la idea de viajar a Nueva Zelanda.

No oculto que ha sido uno de los viajes que más me han gustado y uno de los que, sin duda alguna, repetiría en cualquier momento. “¿No hay otro sitio más lejos de España?”, me preguntaban. Pues lo cierto es que no, no debe de haber muchos. Pero a pesar de la lejanía, Nueva Zelanda ha sido uno de los países en los que más a gusto me he sentido.

Es un país de contrastes. La tranquilidad y seguridad de los campos neozelandeses marida de forma asombrosa con la afición por deportes como el surf, la escalada o el esquí y, por supuesto, con un maravilloso contacto con la naturaleza. Todo ese “maridaje” hace de Nueva Zelanda un territorio muy especial.

En este post, No te olvides el Pijama pone rumbo a las Antípodas. Me quedaría satisfecho si, al menos, consiguiera transmitiros una pequeña parte de la ilusión y experiencias que viví en Nueva Zelanda, ¡espero estar a la altura y que lo disfrutéis!

¿Te vienes a Nueva Zelanda? Pues… ¡No te olvides el Pijama!


¡Estamos en el Aire... de Bardenas! (Navarra)



Dormir en medio de la nada. Disfrutar del silencio, de la tranquilidad y de un cielo limpio, lleno de estrellas. Como si estuviésemos en medio de un desierto, porque lo cierto es que prácticamente lo estamos. Esto – y mucho más – es lo que ofrece el hotel Aire de Bardenas.

¿Os acordáis de aquellas películas americanas en las que buscan OVNI en el desierto de Nevada? ¿O de las escenas de astronautas paseando por la superficie lunar? Pues hay un poco de todo ello en las instalaciones de este hotel, pero con un toque navarro.

¿Te animas a descubrir las habitaciones y burbujas – sí, burbujas – del hotel Aire de Bardenas?

Pues… ¡No te olvides el Pijama!

Seguimos recorriendo la Via Podiensis... Y el Camino de Santiago (II)

Conques Francia Via Podiensis Camino de Santiago


En el post anterior comenzábamos nuestro particular Camino de Santiago utilizando una de las rutas que han venido utilizando los peregrinos europeos desde hace siglos: la Via Podiensis.

Hicimos una pausa en el pueblo de Conques, que lleva con orgullo y justicia el galardón del “pueblo más bonito de Francia”. Nos quedamos disfrutando de sus calles empedradas, respirando ese ambiente único de las poblaciones que, aunque el mundo actual no las considere tan importantes, históricamente sí lo fueron, y conservan ese aire de leyenda, tradición y misterio que nos hace ver que, digan lo que digan los cánones actuales, siguen muy vivas.

Pero el Camino sigue y nuestro objetivo queda aún lejos. En este post, iremos dejando atrás el Macizo Central de Francia para ir acercándonos a los Pirineos, acogiendo en cada etapa a un mayor número de peregrinos que tienen el mismo propósito que nosotros: llegar a Santiago de Compostela.

Una vez más, os invito a que recorramos justos esta etapa del Camino de Santiago, ya sea a pie, a caballo, en bicicleta o, para aquellos que no queráis o no podáis hacerlo de ninguna de estas maneras, a través de las líneas de este blog. Espero hacer una modesta contribución a que sintáis “gusanillo” por el Camino.

¿Seguimos en Camino? Pues… ¡No te olvides el Pijama!



Descubriendo los orígenes de Europa desde el Camino de Santiago (I): la Via Podiensis

Camino de Santiago Via Podiensis
Nos ponemos en Camino, ¿te vienes?

Si hay una ruta que ha marcado la historia de Europa, ha ido configurando la personalidad del continente tal y como conocemos hoy en día, y ha sembrado buena parte de las semillas de la actual integración europea, esa ruta es, sin duda, el Camino de Santiago.

Comenzó siendo una peregrinación meramente religiosa hacia las reliquias del Apóstol Santiago el Mayor, pero con el paso de los años fue generando a su alrededor numerosos fenómenos no necesariamente religiosos. Así, por ejemplo, se fue organizando toda una red de hospitales, establecimientos de hostelería, etc., que fue dinamizando las ciudades y pueblos que atravesaba esta ruta y forjando lo que acabaría siendo una de las principales vías de comunicación de la Europa Medieval, si no la principal.

Como en todo fenómeno religioso o cultural de este tipo, paralelamente fueron surgiendo elementos que aprovecharon el Camino de Santiago para convertirse en vividores, comerciantes que sacaban “demasiada tajada” de los peregrinos, o directamente asaltadores de peregrinos. Todo ello, unido a la oscuridad que se asocia a los tiempos medievales, podría dar (y, de hecho, ya ha dado) para numerosas novelas, pero no es el objetivo de este post.

Me gustaría que fuésemos recorriendo, poco a poco, sea a golpe de pisada, de pedaleo o de clic en el ordenador, los pasos que han venido dando los peregrinos a lo largo de la Historia. Quizá así comprendamos mejor el origen de un fenómeno que, de manera más o menos alterada, ha llegado a la Europa de nuestros días y forma parte de nuestros rasgos identitarios.

Pero permitidme que hagamos algo un poco diferente. Vamos a recorrer uno de los caminos que atravesaban (y atraviesan) los peregrinos antes de llegar a la Península Ibérica: la Via Podiensis. Si os gusta, seguiremos hasta Santiago, pero eso será más adelante. ¿Os parece?

¿Nos ponemos en Camino? Pues… ¡No te olvides el Pijama!



Óbidos (Portugal): libros, chocolate... ¡y Reinas!

Obidos Portugal
Óbidos: para perderse, pero no para perdérselo

En este post vamos a dirigir nuestros pasos hacia Portugal, un país que, a pesar de la cercanía, sigue siendo un gran desconocido para muchos españoles.

Visitaremos Óbidos, una preciosa ciudad situada al norte de Lisboa, a aproximadamente una hora de distancia. Una ciudad que rezuma Historia y que, al mismo tiempo, es un buen ejemplo de conservación y promoción turística sostenible.

¿Te apetece visitar esta impresionante villa medieval, en la que el chocolate y los libros adquieren un protagonismo tan particular?

Pues... ¡No te olvides el Pijama!

Frankfurt: viaje al epicentro del Euro


Skyline Frankfurt


Finanzas, bolsa, bancos, ejecutivos, rascacielos, reuniones de negocio, sedes de multinacionales… Y por supuesto, el omnipresente Euro.

Todo esto nos suele venir a la cabeza cuando alguien habla de Frankfurt. Pero… ¿Es justo que nos quedemos únicamente con esa faceta de Frankfurt? ¿Lo tachamos de nuestra “lista de destinos”?

La respuesta a estas preguntas debería ser un “no” rotundo. Frankfurt es una ciudad moderna, que ha sabido combinar su entrega al mundo de las finanzas con la conservación de tradiciones históricas y el mantenimiento de una calidad de vida más que razonable.

En este post, nos adentraremos en el “corazón del Euro”, observaremos sus contrastes, ahondaremos en sus atractivos y revisaremos las imágenes que acompañan siempre a Frankfurt.

¿Te vienes? Pues… ¡No te olvides el Pijama!

Organizar un viaje AAA ("triple A")




A comienzos de año es habitual pensar en nuevos proyectos, intentar cumplir propósitos nuevos (o no tan nuevos), desarrollar nuevas ideas...

Por supuesto, muchos de estos pensamientos están relacionados con viajes. Pero... ¿Realmente sabemos cómo organizar un viaje? ¿O simplemente nos "dejamos caer" por un destino, sin planificar absolutamente nada?

En este post hablaré de los requisitos mínimos que tenemos que cumplir para poder organizar un buen viaje.

No es un tratado académico de organización. Es algo sencillo, básico, fundamental. Un esquema que tiene más de sentido común que de técnicas sofisticadas, sobre todo para aquellos que ya estáis acostumbrados a organizar viajes.

Pero creo que, en general, es importante empezar por el principio, y el sentido común es un buen punto de partida. ¿No os parece?

¿Nos vamos de viaje? Pues... ¡No te olvides el Pijama!


Hotel Muchele (Südtirol, Italia)

Hotel Muchele


En los alrededores de Merano, en pleno Südtirol (región de Trentino-Alto Adige), nos encontramos con el hotel Muchele, admirable tanto por sus instalaciones como por la acogida y el trato que reciben sus visitantes.

Las hermanas Ganthaler (Martina, Priska y Anna), siempre presentes y pendientes de los clientes, dirigen con esmero el hotel. Son el alma de un establecimiento que nos sorprende con un diseño muy cuidado, una atención exquisita y unas instalaciones mantenidas con gran diligencia.

Tanto si utilizamos este hotel como base para recorrer el Südtirol como si decidimos refugiarnos en él para pasar unos días de relax y tranquilidad, alojarnos en el hotel Muchele será siempre un gran acierto.

Por ejemplo, ¿qué os parece la idea de sentir la nieve caer mientras nos damos un baño en la parte exterior de su piscina climatizada a 32 grados, a la que podemos acceder nadando desde el interior, sin salir del agua?

Pues esta es solo una de las experiencias que ofrece el Hotel Muchele. ¿Me acompañas a visitarlo?

Pues… ¡no te olvides el pijama!